Vuelve el “Auto Fantástico”

Michael Knight volverá a ponerse al volante del mítico Kitt. Es la última serie que se suma a la fiebre por los reboots de los 80, que últimamente están de moda. El coche fantástico está a punto de volver, de nuevo de la mano de David Hasselhoff, quien protagonizó la ficción en la piel de Michael Knight durante toda su trayectoria.


Así lo ha anunciado el propio actor en una entrevista a The Mirror, aunque no ha especificado con detalle en qué consiste el proyecto, que podría ser tanto una nueva serie, un largometraje, que lleva tiempo sonando, o, incluso, como propone el propio portal de información británico, como una novela o audiolibro.

Lo hará después de varios intentos del actor por devolver la serie a la pequeña pantalla, después de que los productores no les convenciera su participación. “Hablamos de hacer otra serie hace ocho o nueve años, pero ellos querían hacerlo sin mí”, ha asegurado el actor. Sin embargo, ahora, ha confirmado la noticia: “Se supone que no debo decir nada, pero estad atentos. ¡El coche fantástico acelera de nuevo!”.

Hay series que definen una época, y El coche fantástico sería, sin duda, una de las franquicias insignia que definen la década de los 80. Fue una de las series más famosas de su época y objeto de cientos de reposiciones. El coche fantástico tuvo una secuela en el año 2008, Knight Rider, que fue cancelada tras una única temporada en NBC. El proyecto no contó con Hasselhoff entre sus filas.

La serie original fue producida por Universal Television desde 1982 a 1986. Tras la conclusión de los 90 episodios, el estudio hizo una película en 1991 con el objetivo de transformarla en una nueva serie a principios de los 2000. Pero la falta de presupuesto y las malas críticas hicieron que esto no pase.

El personaje protagonista de la serie, Michael Knight (interpretado por el actor David Hasselhoff), es un defensor de los pobres y desamparados, cuyo nombre real es Michael Long, que combate la injusticia conduciendo un prototipo de automóvil de alta tecnología. El automóvil, llamado KITT (Knight Industries Two Thousand), incorpora una computadora central, que realmente es una IA (inteligencia artificial) autoconsciente, altamente inteligente y con capacidad de hablar e interactuar como si fuese una persona normal. El modelo de automóvil que se utilizó en la serie para encarnar a KITT era un Pontiac Firebird Trans-Am V8. Producida por Glen A. Larson, la serie fue un hito para los adolescentes y pre-adolescentes de la época y lanzó a la fama a Hasselhoff. Michael y KITT eran destinados a misiones por Devon Miles (Edward Mulhare) el cual aparecía en cada capítulo mandando a Michael y a KITT a una misión. Bonnie Barstow (Patricia McPherson) y April Curtis (Rebecca Holden) fueron las mecánicas de KITT en la serie. Era la primera vez que una mujer se hacía cargo de un automóvil en una serie. Bonnie estuvo en la primera, tercera y cuarta temporada mientras que en la segunda temporada estuvo ausente porque Patricia McPherson tuvo diferencias con los ejecutivos. Fue reemplazada por Rebecca Holden interpretando a April, la cual no gustó a los seguidores de la serie y los ejecutivos decidieron traer de nuevo a Bonnie. Reginald Cornellius III, RC para abreviar, fue la última incorporación regular a la serie. Interpretado por Peter Parros se encargaba de ayudar a Devon y Bonnie en lo que necesitasen y algunas veces ayudaba a Michael con algún caso en especial. Peter Parros fue regular desde el primer episodio de la cuarta temporada.

 

 

El Pontiac Trans Am era el típico auto americano “de musculo” de la vieja escuela. Era un auto grandioso en las pistas rectas. Un motor de 7456 centímetros cúbicos, con una fantástica aceleración. Los frenos de disco y un diferencial de deslizamiento limitado para un mejor despegue.

Solo GM podía ofrecer algo que se acercara a las maquinas de altas prestaciones a finales de los 60 y comienzo de los 70, con el Chevrolet Corvette y el Pontiac Trans Am lo demostraron. A mediados de los 70 dejaron a un lado el Camaro para darle cabida al Pontiac como auto de musculo.

El Pontiac del auto fantástico era modelo 1982, de la tercera generación del Pontiac, con un rediseño completo , un parabrisas más inclinado, un hatchback grande con un parabrisas trasero sin estructura metálica apoyándolo, sus faros “pop-up” ocultos fueron la característica principal que distingue la tercera generación del Firebird.

El ultimo de su especie

Si alguien quería un auto de musculo en 1974, solo tenía una opción el Pontiac Trans Am. La producción de los Camaro de bloque grande había sido descontinuada.  El motor del Trans Am era el Super Duty 455. Fue el último bastión de la potencia del Big Cube. Su potencia de salida se redujo cuando aparecieron las restricciones sobre las emisiones contaminantes.

Los autos que salieron después del 74 venían con el árbol de levas del Ram IVB y producían 310caballos; los posteriores produjeron 290.

Quizás lo que más recuerdo de este Pontiac Firebird era su ave en llamas  en el capó. El auto fantástico no lo tenía, pero sí recuerdo que de niño tuve un auto de escala 1/34 con estas características.

Características técnicas

Motor V8, bloque y culata en hierro fundido, 7456 centímetros cúbicos, carburador de cuatro cuerpos, una potencia de 310 caballos, transmisión automática de 3 velocidades, un auto de grandes dimensiones con 4,98 metros de longitud y 1655 kg.

Un vistazo al auto fantástico

El ave fénix en el capo, paragolpes blandos tanto en la parte delantera como en la parte trasera, manufacturados con espuma de uretano, revestida en su parte exterior con cauchos de color negro, que absorbía los impactos a la hora de estacionar.

Tomas de aire por todo lado, Pontiac se aseguro que tuviera un aspecto poderoso y agresivo. El guardabarros abultado, unos extractores de aire en el guardabarros y los respiraderos muy peculiares que traía en el capo, girados hacia atrás, remataban el aspecto exterior agresivo.

Una de las novedades que venía de serie era el LSD diferencial de deslizamiento limitado, que evitaba al máximo el patinado de las ruedas.

Un tablero de mandos digno de la época

Los Trans AM tenían un volante especial, un cluster de falso metal que parecía de hologramas.  Varios indicadores detalle muy característico de los autos de rally, dentro de los cuales se distinguían  un reloj y un tacómetro. Para la época de los 70se introdujo en estos un indicador de ahorro de combustible.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s