Convirtió un Taunus en un Shelby Mustang “Eleanor”

El émulo cordobés de Eleanor, el famoso Shelby Mustang de la película “60 Segundos” fue fotografiado en el Barrio General Paz, en 2016. 

Este homenaje tan argento fue desarrollado sobre la base de un Ford Taunus Coupé, en un trabajo titánico, a fuerza de fibra de vidrio y piezas de aftermarket.

Eleanor es el nombre comercial dado a un ejemplar de Ford Mustang Sportsroof de 1971 (rediseñado como uno de 1973) para desempeñar un papel en la película de 1974 de H.B. Halicki Gone in 60 Seconds. “Eleanor” es el único automóvil de la historia que ha figurado en los títulos de créditos de una película. 

En el año 2000 se realizó un remake de la película de 1974, protagonizado por Nicolas Cage llamado “60 segundos”, en el cual se diseñó otro modelo a partir de uno de 1967 GT con el kit de accesorios y exteriores Shelby GT500E. Este último se hizo un objeto de culto para los fanáticos del modelo quienes aprecian los toques clásicos del automóvil pero a la vez con un look renovado y agresivo. En cuanto a los componentes mecánicos se le realizaron cambios de motor, transmisión y frenos para aumentar su desempeño e incluso hacerlo más fácil de conducir para los pilotos durante el rodaje.

Lo cierto, es que en realidad no tenemos frente a nosotros un Mustang en particular. Tenemos a un Ford Mustang coupé Match 1 de 1971 (en la de 1974) y uno de 1967 Fastback rediseñado por el especialista Chip Fosse (en las de 2000 que protagonizó Nicolas Cage), que pretendía ser un Shelby Mustang GT500 de 1967.

En el último modelo, estamos hablando de un “doble” truco, pues ahora sabemos que no se trató de un Shelby GT500, y que –al menos en ese entonces- no se referían (en la película es obvio), a un Mustang en particular.

Sin embargo, con el paso de los años, se les ha llamado Eleanor a los coches que imitan las características de los que aparecen en los filmes. Muchas empresas especializadas han creado recreaciones de este Mustang 1967 Fastback que pretendía ser un Shelby GT500.

 

De hecho, la única versión “oficial” surgió cuando Halicki Films Company cedió los derechos de Eleanor a la preparadora Classic Recreations. Desde entonces, este tuning relativamente oficial presentó las siguientes características: fueron creadas dos variantes. FI 535 y el FIS 770, cada una hace referencia al caballaje de los motores, el primero con sistema atmosférico y el segundo con compresor.  

Los múltiples vehículos hechos para la película quedaron destruidos y algunos fueron restaurados para su posterior venta por algunos entusiastas. Actualmente algunos restauradores realizan la modificación del clásico Mustang GT500 para literalmente transformarlo en un ‘Eleanor’.

Resultado de imagen de Eleanor mustang

 

 

 

 
Eleanor, el Shelby Mustang de ’60 Segundos’ fue rematado en $ 260 millones
 

Resulta que ahora esta auténtica joya americana de los 60 tiene un nuevo dueño. La casa de subastas Barret-Jackson en Scottsdale, Arizona, la puso bajo el martillo al mejor postor en enero. El remate alcanzó nada menos que US$ 386 mil, lo que aterrizado en moneda nacional arroja unos $ 260 millones.

Las tres unidades empleadas en la película esconde en el capó un propulsor V8 Ford Racing de 5.7 litros. Eso sí, el que conduce Cage es con caja manual y este de la subasta es con cambio automático de tres marchas.
 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s