1100, el primer Fiat fabricado en Argentina

La historia del Fiat 1100, se remonta a principios de la década de 1930
Se fabricó en versiones de 2 y 4 puertas, versión familiar, y furgoneta.
Estos autos tuvieron una permanencia en Europa de casi 20 años hasta que en 1953, la FIAT decide renovar los diseños, para lo cual lanza la llamada “Nuova Millecento – 103”.
Este último 1100, se trataba de un auto completamente nuevo, del cual solo conservaba de su anterior modelo la cilindrada.

Fue un verdadero éxito, no solamente en Italia, sino en otras partes de Europa y del mundo, en donde se fabricó bajo licencia.
En la India se fabricó hasta el año 1996. Sus líneas se fueron modernizando sucesivamente, con importantes cambios en 1958, 1962 y 1966.
En Italia se fabricó hasta el año 1969.
Se fabricó en las siguientes versiones
4 puertas (la más común),
4 puertas “Speciale” (línea más angulosa del techo y con apertura de puertas delanteras convencional, y manijas de puerta con botón),
Familiar (con una quinta puerta de apertura hacia el costado.

 

El “Millecento” fue el primer Fiat fabricado en la Argentina, y también el primer road test que realizó la revista
Parabrisas, allá por noviembre de 1961.

Se trataba de un auto compacto con carrocería de tres volúmenes y apenas 3,60 metros de longitud. Sus líneas eran modernas
para la época, con el formato de paralelepípedo, y los faros adosados, cuya principal característica era la apertura de
las puertas delanteras tipo suicida, tal como las que llevaba el primer Fiat 600.

Fiat comenzó a utilizar la denominación 1100 en 1937, en un modelo que descendía del Balilla de 1932. Era un automóvil
pequeño de cuatro puertas, con una estética muy parecida a la del Fiat Topolino, pero capaz de transportar cómodamente a
cuatro pasajeros con su equipaje. En 1939, el Millecento recibió leves cambios, sobre todo, en la trompa, y se lo presentó
como Fiat 1100B, aunque la gente lo había apodado “Musone” (narigón), por su prominente parrilla.

Terminada la Segunda Guerra Mundial, como muchos otros fabricantes de autos en Europa, Fiat se encontraba en grandes
dificultades económicas, pero apuntaba a recuperar su actividad, aunque fuese lentamente. El mismo Millecento de preguerra
fue reintroducido como 1100E casi sin cambios, mientras se trabajaba arduamente en el proyecto 103, que lograrían
materializar a comienzos de los 50.

El 5 de marzo de 1953, Fiat presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra, el Nuova 1100 (103), un nuevo paso en la
modernización de su gama, que había comenzado en 1950 con el Fiat 1400, el primer auto monocasco de la marca. Para ese
entonces, Fiat contaba con 71.000 empleados y, mediante una enorme inversión en la planta de Mirafiori, ubicada en Turín,
Italia, comenzó a fabricar el Nuova 1100 en su versión Economica y Normale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s