Plymouth, la marca lanzada por Chrysler para competir con Chevrolet y la Ford

En 1928 aparece el Plymouth, ofreciendo características técnicas de clase superior, frenos hidráulicos en las cuatro ruedas, lubricación forzada, pistones de aleación de aluminio, una caja de velocidades de tres marchas y retroceso, motor de 2.790 cc con válvulas laterales, sistema de refrigeración por termosifón, carburador ascendente, sistema de arranque eléctrico, llantas con rayos de madera y un interior muy confortable con un tablero con instrumentos para la medición de presión de aceite, amperímetro, y odómetro, cebador y avance; este último se utilizaba para optimizar el funcionamiento del motor sobre todo en el momento del encendido para los diferentes octanajes que entonces tenían los combustibles.

El primer Plymouth con motor de 4 cilindros y 45 CV de potencia apareció en junio de 1928, y a fines del mismo año registró una producción de 58 mil unidades. Esto para Ford y Chevrolet fue un verdadero desafío, debido a la competencia que este automóvil presentaba, ya que Chrysler se transformó en la tercera fuerza automotriz del momento.

En 1929, Walter Chrysler hizo construir también las cadenas de montaje en Detroit destinadas únicamente a los Plymouth.

Walter Chrysler era, en 1918, uno de los principales fabricantes de automóviles de Norteamérica. Su compañía fabricaba, sobre todo, coches de gama alta y de alto precio, como las marcas Imperial, Chrysler y Dodge.

La Chevrolet y la Ford fabricaban coches más baratos. Esto cambió en 1926. Ese año, la Chrysler Corporation lanzó algunos nuevos modelos con motores de 6 cilindros, lo que dio como resultado que Walter Chrysler fundara una nueva marca para los motores corrientes de 4 cilindros. Llamó Plymouth a la marca, por la ciudad inglesa de la que procedían los que fundaron el estado de Massachusetts en el siglo XVII.​ Como logotipo de la compañía se eligió el barco de estos emigrantes, el Mayflower. La creación de la marca Plymouth fue un éxito en el mercado. Primer año de producción: 1928. En 1930, el mundo entero estaba sufriendo la depresión y la industria del automóvil se vio particularmente afectada.

En aquellos días no se podían vender de ninguna manera coches caros. Como los Plymouth eran relativamente baratos, la marca se vio menos afectada. En 1933 los Plymouth también llevaban ya un motor de 6 cilindros, como repuesta a la presentación por parte de la Ford de un económico motor de 8 cilindros. Debido al poco éxito del modelo, en abril 1933 se lanzó un nuevo modelo más grande similar al Dodge pero tuvo un gran éxito. En 1936 Plymouth estableció nuevos récords de ventas. Como la altura de los modelos se había rebajado de 3 cm, parecían mucho más deportivos. En 1939, Plymouth produjo 417.528 vehículos, de los cuales 5.967 eran cupés descapotables de dos puertas con asientos de suegra.

El 1939 coupé convertible fue un lugar destacado en la exposición de Chrysler en la Feria Mundial de Nueva York de 1939, anunciado como la primera producción en masa de un convertible con una techo abatible eléctricamente. Contaba con un motor flathead de seis cilindros en línea de 201 plg³ con 82 Hp.2​ El 9 de febrero salió de la cadena de montaje la última unidad de antes de la guerra. Entre sus modelos más famosos está el Plymouth Belvedere Fury, del cual una unidad de 1958 fue el protagonista de la película Christine. Esta empresa existió hasta su disolución en el 2001.

AÑO 1930 – FANGIO COMO ACOMPAÑANTE DE BRUJAS FONT

El circuito de “La Chata” de una extensión de 12.200 metros en tierra, estaba ubicado a 10 kilómetros de la ciudad de Balcarce bordeando las tierras del actual Aeroclub. Era prácticamente un trapecio con una serie de curvas y contracurvas muy peligrosas, con una largada con salida casi sobre la actual Ruta 55 que conduce a Necochea.

Fangio con 19 años, trabajaba en el taller de Vigiano Al anunciarse una carrera zonal en aquel circuito “La Chata”, su futuro cuñado Brujas Font, le propuso competir en dicha prueba con un Plymouth 4 cilindros modelo 1929 que tenía en sociedad. Brujas Font seria el piloto y Fangio el acompañante. “El Chueco” aceptó y comenzaron a poner a punto el automóvil para la carrera que era para autos standard.

Ocurre que la noche anterior a la carrera, el hermano de Brujas Font utiliza sale a pasear con una amiga y distraído cae en una zanja golpendo la parte inferior del Plymouth.. Presuroso se desprende del auto, sin darse cuenta que había desbalanceado el cardan.

Como era habitual la competencia en el circuito de “La Chata” generaba una verdadera fiesta para ver a los pilotos de la zona y en línea de largada se alinearon con el Plymouth, dispuestos a dar batalla en esa emocionante jornada deportiva, mientras amigos y parientes esperaban ansiosos su actuación.

Pero a poco andar les aparece una gran vibración que los retrasa y al cabo de un par de vueltas afloja todo, rompiéndose por fin un caño de nafta.

En esos tiempos ese modelo tenia colocado el sistema Steward que era muy delicado y no funcionaba cuando había vibración. Pararon varias veces a echar nafta, sin solución para el problema y allí se terminó la carrera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s