La aerodinámica Savonuzzi en Argentina

El Doctor Ingeniero Giovanni Savonuzzi nació en Ferrara en 1911 y falleció en Torino en 1986. En 1939 fue designado Jefe de la oficina Pruebas y Experiencias de la División Motores de Aviación de la Fiat.

Luego, en 1945 y hasta 1948 asumió la Dirección Técnica de la CISITALIA.

Junto al Dr. Ing. Dante Giacosa completó el proyecto de la Cisitalia monoposto D46 y desarrolló la spider Nuvolari. También la espléndida coupé 202, la que Pininfarina llevó a tal grado de perfección que viene exhibiéndose desde 1951 en el MOMA, Museo de Arte Moderno de New York, y es el único automóvil en exhibición permanente.

Pero, sobre todo, creó la primera Cisitalia biposto chassis # 002CM, conocida hoy universalmente como la “Aerodinámica Savonuzzi”.

Probada en la galería de viento de la Fiat en 1986, dio un resultado increíble: CX 0,19, alcanzando en su tiempo 201 km/hora con sólo 61 HP.

LA SAGA ARGENTINA

Perón quería un automóvil, utilitarios, motonetas y tractores fabricados en Argentina. En ese contexto tentó a Piero Dusio, quien acababa de quebrar en Italia debido a los malos resultados económicos de su proyecto Cisitalia Porsche 360. Ese es el origen de AUTOAR que establecería su fábrica en el Tigre, proveyendo al IAME de los chasis de los primeros Rastrojeros.

Perón estaba dispuesto, como sabemos, a promocionar todos los deportes. A nivel del automovilismo, construyó el Autodromo y su idea era que Fangio y Froilan González, compitieran con una Cisitalia Porsche Grand Prix (rebautizada Autoar Grand Prix) en el Campeonato de Formula 1. Las otras Cisitalias Sport participaron en las carreras del CAS, AAAS, Buenos Aires Motoclub, Rafaela, etc. a fines de los ‘40, y durante los ‘50 y ‘60.

En la primavera de 1949, con motivo de la formación de Autoar, Savonuzzi viajó a la Argentina convocado como Consultor por Piero Dusio. Luego de tres meses aquí, retornó a Italia, aconsejándole a Dusio utilizar, para iniciar la producción en Argentina, automóviles tipo Sedan 2 puertas y Utilitarios. Además, debido a la falta de industrias autopartistas locales, sugiere aprovechar los rezagos de la 2º guerra que había recibido el IAPI en canje por materia prima argentina.

Y es allí cuando comienza nuestra “historia”, ya que a la par del retorno de Savonuzzi a Italia, llegan a Buenos Aires prácticamente la totalidad de las máquinas del Departamento “Cisitalia Corse”, que era el capítulo de competición de la quebrada Cisitalia. Venían consignadas a Autoar, importadora de Cisitalia para Sudamérica. Entre esas máquinas de ensueño se hallaba la Aerodinámica Savonuzzi y nada menos que la Cisitalia Porsche 360 Grand Prix más arriba mencionada.

La Aerodinámica, maravillosa máquina de este artículo, tuvo varios dueños, participando en numerosas competencias del CAS y también en Rafaela, llegando más tarde a manos del Ing. Julio Quinteiro, Cónsul argentino en Bolivia, Capitán de Marina retirado, quien vivía en un bello chalet de Alem al 800, Banfield, donde guardaba la Savonuzzi. A posteriori, la 202CM Savonuzzi fue exportada a Japón (otro ejemplo digno de “VIVEN AQUÍ”).

Cuántas veces muchos de nosotros habremos pasado por aquel chalet, ignorando el tesoro escondido que se hallaba tras la verja.

Y si la hubiéramos visto, ¿no nos hubiese parecido raro, tal vez ridículo, aquel autito de carreras? ¿Quien hubiera podido predecir su noble origen, su trascendente historia, su estirpe y su futuro?

¿Cuantas veces habremos ignorado tesoros fabulosos, personas maravillosas, por el solo hecho de que se hallaban… a la vuelta de mi casa?

Hoy, solo podemos deleitarnos contemplando sus bellísimas y extremas líneas de diseño, en grandiosas fotos de época, como las tomadas en su morada de Banfield.

En Alem, ya no tenía su motor original: tipo 102/3 # 006, que era el motor que Nuvolari utilizó en la famosa Mille Miglia de 1947. El block de ese motor yacía abandonado en una fábrica de baterías vecina a la casa de Quinteiro. (Foto) Ese block original ocupa hoy el vano motor de una 202 SMM Nuvolari. Antes de abandonar la firma Cisitalia en 1948, Savonuzzi diseñó un motor prototipo de 4 cilindros y 16 válvulas, enteramente desarrollado por Cisitalia, sin componentes Fiat elaborados. De ese motor se fabricaron sólo tres unidades, de las cuales poseo dos, que todavía viven aquí, en Buenos Aires. (Foto) Uno de ellos será colocado en su carrocería original, en el marco de una interesante historia que relataré para La Luneta en el futuro.

Por: Dr. Sergio A. Lugo
Presidente para Sudamérica
del Cisitalia Intl. Club

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s