Esperan fabricar el primer Rastrojero eléctrico en 2019: “no le aflojamos al sueño”

Tras dos años de la primera noticia sobre el Nuevo Rastrojero eléctrico ideada por el empresario argentino Carlos Ptaschne, el proyecto continúa. Autoblog lo entrevistó a Ptaschne para conocer cómo marcha el proyecto. El empresario anunció una alianza con Crespo Center, el taller de desarrollo de vehículos de competición de Escobar, donde se fabricará el primer prototipo rodante.

 

Resultado de imagen para nuevo rastrojero

-¿En qué etapa se encuentra el proyecto del Nuevo Rastrojero?
-Estamos básicamente bien, con energía y sólidos como equipo y emprendimiento, pero hemos perdido prácticamente un año por la devaluación del peso. Se nos alejó un inversor principal y, además, un sponsor de primer nivel también “nos mandó al freezer”. El precio estimado del vehículo se hizo inviable: el powertrain es en dólares que, obviamente, impacta directo en el precio final del producto. De todos modos, estamos intentando volver al cronograma original, ya que el costo mundial de las baterías está bajando más rápido de lo que calculábamos, y creemos que para el 2026 el precio del Nuevo Rastrojero sí va a poder estar alrededor del plan original: entre 26 mil y 28 mil dólares, con impuestos. Muchos podrán decir que el Nuevo rastrojero será caro, pero ese monto incluye muchos impuestos a negociar. Además, recuerden que el Nuevo Rastrojero es un vehículo para trabajo, con prestaciones que no te da una pick up convencional. Al fin del día, te devuelve dinero, no te lo quita.

-¿En qué fase está el desarrollo del vehículo?
-Si bien vamos tirando parejo en cada área, seguimos en el año uno de ejecución, luego del estudio de ciclo de manejo en el ámbito rural Mercosur. En marzo de 2018 estábamos con los primeros números del cálculo del powertrain (necesario para el desplazamiento óptimo y bajo cualquier circunstancia), toda la masa teórica del vehículo, su dinámica general, etcétera. Estos cálculos se están haciendo en parte aquí en el país y en parte en Inglaterra. Por cuestiones logísticas, de practicidad, proveedores, materiales, viajes y sentido común, hemos decidido desarrollar el drivetrain en Escobar, todo el chasis funcional. Estamos comenzando a trabajar en el Crespo Center. La familia Crespo, famosos por sus válvulas, son dueños del hermoso edificio que poco a poco será un centro de desarrollo de vehículos eléctricos. Esto se encuentra en Loma Verde, Escobar, casi frente a Fleni, donde Guido Crespo y familia operan con su especialidad de levas y banco de pruebas. A su vez, será nuestra base de operaciones, no solo para desarrollar el Nuevo Rastrojero. Hay más soluciones vehiculares eléctricas por hacer allí.

-¿Cómo se está financiando el desarrollo del Nuevo Rastrojero?
-Esta etapa es “a pulmón”. Tenemos muchas charlas con potenciales inversores de diversos puntos del mundo. Sin embargo, la mayoría de los inversores no coinciden con los objetivos que tenemos. No es tarea fácil, pero vamos estableciendo acuerdos y progresos. Estos inversores nos piden demasiada participación o bien cumplir roles que no conocen, o sobre los cuales no tienen demasiada experiencia. En ese aspecto, vamos “con pie de plomo”, no nos podemos “casar con cualquiera”, estamos muy selectivos, pero es un factor fundamental. De todas maneras, esperamos que algunos proveedores de autopartes argentinos quieran darnos una mano con participación accionaria. De hecho, ya estamos iniciando algo en ese sentido. Esperemos que se nos dé pronto. Apenas tengamos novedades las comunicaremos.

-¿Cuánto es el monto de la inversión para desarrollar el primer prototipo funcional?
-El desarrollo de un prototipo funcional eléctrico, con todas las certificaciones de partes, homologaciones, ensayos de campo, simulaciones, cuantiosas experimentaciones llevará un monto muy grande en inversión. Y tiempo. Pero sabemos que los frutos obtenidos serán muy vendibles, tanto nuestras patentes como en licencias o demás convenios que resulten un negocio razonable. Claro está, el sueño de volver a fabricar el Nuevo Rastrojero en Argentina nunca lo abandonaremos. Es claro que, mientras tengamos estos impuestos y problemas con la legislación laboral actual más devaluaciones, harán que concretarlo parezca más difícil, pero “no le aflojamos al sueño”, y se va a dar. En ese sentido, estamos desarrollando un plan para poder fabricar en Rosario a costos razonables. Es más: tenemos chances de emplear dos plantas inactivas actualmente y sus aledaños, en cercanías de la ciudad. Todo esto llevará todavía una larguísima conversación con las autoridades provinciales.

-¿Qué características técnicas tendrá el Nuevo Rastrojero eléctrico?
-No puedo comentar mucho. En realidad, cada vez puedo comentar cada vez menos, porque el secreto de nuestro primer prototipo será el powertrain y el chasis, que serán patentados a nivel mundial. También el tema de la cabina tiene detalles que se patentarán. Lo que sí puedo contar es que para cada rubro o parte del vehículo tenemos ayuda con desarrollo. Por ejemplo, Valeo, Dana, entre muchas otras que se han ofrecido para participar en esta aventura.

-¿Están desarrollando todos los componentes del vehículo desde cero? La mayoría de estos proyectos arranca con piezas generalistas, ya utilizadas en otros productos de la industria.
-Exacto, vamos a desarrollar prácticamente todo. Diría que casi no vamos a usar partes de estantería. Es una jugada importante y cara. Pero en Argentina hay laboratorios de buen nivel para desarrollar, por ejemplo, las ópticas y toda la iluminación del vehículo. También paneles, levantavidrios heavy duty, aislantes, parabrisas, etcétera. La idea es continuar delineando los números y confiar en que muchas autopartistas nos ayuden para que crezcamos juntos y que solo tengamos que traer de afuera una mínima parte. La idea es hacer fuerza para que se produzcan pronto en el país.

-En el plan de negocios del Nuevo Rastrojero, ¿cuál es el volumen de ventas estimado?
-Hablamos de entre 40 y 60 vehículos diarios. Una vez más: lo nuestro es de nicho y complementario a lo que hoy existe en el mercado de pick-ups. Al Nuevo Rastrojero lo he definido como un “vehículo para logística rural cercana”. Sabemos bien que las pick ups actuales son cada vez más lujosas y más veloces. Tienen cada vez más potencia. Claramente, el mercado está tendiendo a dividirse entre vehículos de lujo y flotilleros. Ahí estaremos nosotros con nuestro humilde Rastrojero. El vehículo va a ofrecer la posibilidad de toma hidráulica, espacios para generadores externos y todo lo industrialmente pensado para el trabajo puro y duro.

“Este 2019 queremos tener el primer drivetrain experimental andando. Así llevaremos adelante los ensayos. En junio vamos a comenzar a trazar las generales del carrozado. Tenemos pensado viajar a Italia, para conocer la planta y capacidades de Italdesign y a los proveedores de plásticos. Hay muchos aspectos que estudiar aún. Más proveedores, más soluciones: es toda una maratón y estamos preparados para llegar. Recorrimos el primer kilómetro de esta maratón, faltan 41 más”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s