El Ford Maverick podría regresar

Luego de traer de vuelta al icónico Bronco, con un arribo proyectado para 2019, Ford tiene planeado que uno de sus futuros modelos recupere otro de los nombres más míticos para la marca: el Maverick, el sucesor del también emblemático Falcon.

La información de que Ford utilizará de nuevo la nomenclatura Maverick salió a la luz luego de que la United States Patent And Trademark Office -Oficina de Patentes y Marcas Comerciales de Estados Unidos- otorgara a la marca fundada por Henry Ford los derechos del nombre después un largo proceso que duró más de año y medio.

El Ford Maverick fue un exitoso modelo de tres cuerpos, que se vendió con dos y cuatro puertas entre 1969 y 1977, y que sucedió al Falcon en el segmento de los medianos. Se fabricó también en México y Brasil, país donde incluso fue utilizado para ganar el Campeonato Brasileño de Turismos.

Si bien es una incógnita qué clase de vehículo será bautizado con este emblemático nombre, todo parece indicar que será un SUV compacto, considerando que Ford acaba de anunciar que dejará de vender sedanes y hatchbacks en el mercado americano.

Además del registro de este nombre, Ford también ha solicitado los derechos de la denominación Timberline. Sin embargo, parece ser que no será aprobado, debido a que inicialmente las autoridades de la United States Patent And Trademark Office lo rechazaron debido a una posible confusión con otras marcas comerciales, como por ejemplo Ridgeline de Honda.

A finales de los años 60, aún antes de la crisis del petróleo de la década siguiente, la Ford norteamericana buscaba un coche compacto, barato y económico -por lo menos para los patrones del país- que pudiese hacer frente a la creciente demanda de coches europeos y japoneses. El modelo compacto que la fábrica tenía hasta entonces, el Falcon, no era tan compacto como se requería y ya estaba obsoleto. Aún más después de que la propia fábrica lanzó el moderno y muy exitoso Mustang en 1964.

El nombre de «Maverick» se deriva de la palabra rebelde relacionada a los animales salvajes, y el emblema del coche se basa en un cráneo de vaca de cuernos largos. El 17 de abril de 1969 el Maverick fue lanzado al mercado y hasta 1977 fue producido en Los Estados Unidos, y vendido en Canadá y México.La Ford lo presentó como el coche ideal para jóvenes parejas, o como el segundo coche del hogar. Con idea de ser barato de fabricar y mantener. El estilo fue claramente copiado del Mustang, más suavizado. El éxito fue inmediato y ya en el primer año fueron vendidas 579.000 unidades, una marca superior inclusive que la del propio Mustang. Cabe mencionar que el Mustang tiene el récord con 105.000 unidades vendidas tan solo el primer mes.

El Maverick fue originalmente concebido y comercializado como un subcompacto «caza de importación», destinado a luchar con el Volkswagen Escarabajo y nuevos rivales japoneses. El compacto Falcon, que ofrecía Ford desde 1960, había visto sus ventas diezmadas por la introducción del Mustang en 1964, y a pesar de un rediseño en 1966, fue incapaz de cumplir con las próximas normas federales de medio ambiente de vehículos a motor que entraban en vigor el 1 de enero de 1970. En consecuencia, el Falcon se descontinuo a mediados del año de 1970, y el Maverick lo sustituia y se posicionaba como vehículo compacto de entrada de Ford.

Luego vinieron otras versiones, con aspecto deportivo o de lujo y motorizaciones diferentes, como los Maverick Sprint y Grabber. En 1971 otra marca del grupo Ford, la Mercury, lanzó el Comet, que básicamente era el mismo Maverick con trompa y capó diferentes. Los dos modelos lograron el mismo éxito, incluso después del estallido de la crisis del petróleo, en 1973. A pesar de que en este período se hizo evidente la necesidad de coches aún más económicos. Los dos modelos fueron producidos, con pocas modificaciones, hasta 1977.

 

En 1968 la Ford Motor Company, que aún tenía operaciones pequeñas en el Brasil, adquirió el control accionario de la fábrica de Willys Overland en el país. Ford, finalizó luego el proyecto que la Willys venía haciendo, en conjunto con la fábrica francesa Renault, para sustituir el Dauphine y lanzó el muy exitoso Corcel.

Más allá del nuevo compacto, fueron mantenidos en producción los modelos ya existentes, Aero Willys 2600 y su versión de lujo Itamaraty. Sin embargo, los modelos de la Willys, que habían sido rediseñados en 1962 pero aún eran originarios de la posguerra, ya estaban bastante obsoletos en el inicio de la década del 70. El Galaxie ya venía siendo fabricado desde 1967 pero era demasiado lujoso y caro, con accesorios como dirección hidráulica, aire acondicionado y caja automática.

Y la General Motors do Brasil, con la marca Chevrolet, lanzó en 1968 el Opala, basado en el modelo europeo Opel Rekord y en el modelo americano Chevrolet Impala. Ford entonces, precisaba de un coche con estilo y para los padrones brasileños, de mediano-gran porte.

La fábrica organizó un evento secreto con 1.300 consumidores en que diferentes coches fueron presentados sin distintivos ni logotipos que permitiesen identificarlos – entre ellos estaban, el modelo Ford Taunus alemán, el Cortina de Ford Inglaterra, el Maverick y hasta un mismísimo Chevrolet Opala. Esa encuesta de opinión indicó que el moderno Taunus era el carro favorito de los consumidores brasileños para aquellos tiempos.

Pero la producción del Taunus en Brasil, se mostró financieramente inviable, especialmente por la tecnología de la suspensión trasera independiente y por su motor, pequeño y muy moderno para la época.

Preocupada en no perder más tiempo, y con el Salón del Automóvil de São Paulo aproximándose, Ford se inclinó por la producción del Maverick, que por tener originalmente motor de seis cilindrose en el capó para albergar un motor ya fabricado para los modelos Willys, y su suspensión trasera de resortes semielípticos, era simple y ya estaba disponible. A pesar de que el motor Willys había sido concebido originalmente en la década del 30, ese fue el medio que Ford encontró para economizar alrededor de US$ 70 millones, en investimientos para la producción del Taunus.

Ese procedimiento, que más tarde llegaría al conocimiento público, acabó manchando la imagen del Maverick justo antes de su lanzamiento. Ford Maverick personalizado en Brasil El viejo motor Willys, era aún demasiado grande para el capó del Maverick y por eso Ford precisó hacer un rediseño en el colector de agotamiento, ya que en las pruebas esto causaba constantemente la quema de la junta de tapa. Para armonizar el problema, fue creada una galería externa de refrigeración específica para el cilindro más distante de la parrilla, con una manguera específica solo para este.

La primera modificación en el motor 184 (3 litros), fue la reducción de la relación de compresión a 7,7:1. Este motor, que en poco tiempo se convirtió en el mayor villano en la historia del Maverick en el Brasil, seria el motor básico de la línea, pues la fábrica ya preveía el lanzamiento del modelo con el famoso motor 302 V8, importado desde Canadá, como opcional. Datos recogidos por periodistas informaban que Ford gastó 18 meses y 3 millones de cruzeiros en ingeniería, y más de 12 millones de cruzeiros en manufactura, para modernizar el viejo motor 184.

Ford organizó un pre-estreno del Maverick con el motor 184 ante aproximadamente 40 periodistas el día 14 de mayo de 1973 en el prédio de su Centro de Pruebas.

Al día siguiente a la presentación, el Jornal de la Tarde de São Paulo publicó un reportaje titulado “El primer paseo en el Maverick (el reportero Luis Carlos Secco condujo un Maverick en la pista de pruebas de Ford, en São Bernardo do Campo)”. Los comentarios fueron que el auto era silencioso, confortable y ágil.

El primer Maverick de producción nacional, abandonó la línea de montaje el 4 de junio de 1973. El público comenzaba a interesarse en el modelo desde el Salón del Automóvil de São Paulo 1972, cuando el coche fue presentado. lo que siguió fue una de las mayores campañas publicitarias de la industria automovilística nacional, contando inclusive con filmaciones en los Andes y Bolivia.

La presentación oficial a la prensa, ocurrió el día 20 de junio de 1973, en Río de Janeiro. Como parte de su campaña publicitaria, el primer ejemplar fue sorteado. En tanto, en el Autódromo Internacional de Río de Janeiro, en Jacarepaguá. fue realizado un test-drive, donde los periodistas invitados pudieron conducir nueve Mavericks, seis de ellos con motor de 6 cilindros y tres con el nuevo motor V8 302.

Resultado de imagen para nuevo ford maverick

NEW FOR MAVERICK GT 5.0

Designed by Paulo Figueiredo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s