Mercedes-Benz G: el primer prototipo que probó el Ejército Argentino

Texto de Gastón Javier García Loperena
Fotos personales y del archivo de G.J.G.L.
Autor del libro “Mercedes-Benz G en el Ejército Argentino” 

Este prototipo militar fue el número 67 (VIN número 460.2101.7000067) desde el comienzo de la producción del Mercedes-Benz modelo G y fue acondicionado en fábrica (Graz, Austria) especialmente para las pruebas que realizaría el Ejército Argentino poco tiempo después. Su armado se demoró cuatro semanas, a lo largo del primer mes de producción efectiva del modelo G de serie, durante febrero de 1979. Al ser un “one-off”, muchas piezas debieron adaptarse y refabricarse de manera artesanal. El 28 de febrero fue sometido a extensas evaluaciones en el campo y pista de pruebas, para finalmente recibir el OK final de fábrica (freigabe o “liberación”), el 7 de marzo de 1979.

Esta unidad naftera 230 G participó en la evaluación comparativa organizada por el Ejército Argentino entre el 21 de mayo y el 22 de junio de 1979 junto a otros modelos de la Daimler-Benz (240 GD, diesel) y otros vehículos de diferentes marcas (Land Rover SantanaFiat y AMC Jeep). El 230 G fue el ganador de la contienda, luego de un recorrido por la Argentina, bordeando zonas limítrofes del país a lo largo de 12 mil kilómetros.

En 1980, debió enfrentar en pruebas a otro contendiente que se “coló” por la ventana: el Volkswagen Iltis, resultando ganador nuevamente el 230 G. La elección del 230 G representó para Daimler-Benz la primera licitación triunfante a nivel mundial para equipar a un ejército. La Argentina se adelantó incluso al Ejército Alemán (“nadie es profeta en su tierra”).

Luego de la decisión del Ejército Argentino, al G se le abrieron las puertas del mercado internacional de equipo militar. Llegaría a más de 60 fuerzas armadas en todo el mundo, incluso “desembarcando” en el cuerpo de Marines de los Estados Unidos. Aún hoy, cerca del 50% de la producción de la llamada Clase G es destinada a organismos oficiales.

Volviendo al vehículo de la nota, esta primera unidad llegó al país procedente de la República Federal de Alemania, portando su patente original de Stuttgart S DR 7819, dominio con el cual permaneció hasta el 29 de octubre de 1980, en que recibió su inscripción inicial en el Registro Nacional de la Propiedad del Automotor, con la patente de Capital Federal C1047921, a nombre de Mercedes-Benz Argentina S.A.

La empresa fue propietaria del vehículo hasta el 12 de abril de 1984, en que cambió de manos a favor de dos particulares. El 7 de marzo de 1989 volvería a cambiar de dueño. Luego otra vez el 13 de agosto de 2007 y por último acaba de ser localizado y comprado el 11 de junio de 2018, por el autor de esta nota.

Todavía conserva el motor (tipo M115) original con el cual salió de fábrica (serie 000052). A futuro, se le realizarán diferentes mejoras para volverlo al estado estético que presentaba en 1979: colocarle nuevamente su malacate Rotzler eléctrico original, volver a instalar la toma de aire externa con prefiltro ciclónico en el guardabarros, etcétera. Como se suele decir, “tiempo al tiempo”.

No hay dudas: uno no encuentra a los vehículos. Los vehículos lo encuentran a uno.

 

El prototipo 230 G, con la patente argentina. Era propiedad de Mercedes-Benz Argentina. Le habían retirado la toma de aire con el prefiltro ciclónico y anulado el agujero. Aún conservaba el malacate eléctrico marca Rotzler.

Regimiento de Tanques de Magdalena, mediados de 1980. Aquí se probó el 230 G contra el Volkswagen Iltis. Se pueden apreciar el hacha y el pico que se le agregaron localmente a la carrocería, del lado acompañante. El prototipo aún cuenta con los agujeros en ese lateral, donde se efectuaron las perforaciones para las correas de fijación.

El camión 1114 4×4 de asistencia de fondo, el primer 230 G que probó el Ejército Argentino es el que está a la izquierda, aún con la patente de Stuttgart.

Estación de servicio de Santa Cruz: “las nieves del tiempo” plateando la trompa del 230 G.

El vehículo aún hoy se encuentra en buen estado.

Pero su propietario anunció que será restaurado a su condición original.

Volverá a lucir como en los días en que superó a los Land Rover, Jeep, Fiat y VW en las pruebas del Ejército.

 

Fuente: autoblog.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s