Trans Am Super Duty 455, resucitando el mítico muscle car con 1.014 CV

 

Trans Am Worldwide es una de las pocas empresas que se dedican a rescatar del olvido el legado de la desaparecida Pontiac, centrando sus esfuerzos en recrear versiones actuales del Trans Am, la versión más poderosa del deportivo de la compañía, el Pontiac Firebird. El regreso hace referencia directa al año en el que se estrenó la película Los Caraduras, un film de aventuras protagonizado a partes iguales por Burt Reynolds y su fiel Pontiac Firebird Trans Am. Aquél muscle car americano negro y dorado presidido por un fénix se convirtió en icono de la cultura del motor.

Esta pequeña compañía ha tomado como base el más reciente Camaro VI para crear la variante más atractiva y poderosa hasta la fecha de estas recreaciones, resucitando además una denominación mítica de la historia del modelo, Super Duty.

El nuevo Trans Am Super Duty 455 hace honor a su nombre y dispone de un motor V8 de 455 pulgadas cúbicas (7.46 litros), al igual que las raras versiones Super Duty de la década de los setenta, consideradas los últimos verdaderos muscle car de la época dorada del motor estadounidense. Aunque en esta ocasión el bloque LT1 V8 cuenta con sobrealimentación, un supercargador Magnuson de 2.3 litros que junto a numerosas modificaciones internas y un nuevo sistema de escape permiten alcanzar la mágica cifra de 1.000 hp (1.014 CV) y un par motor de 1.416 Nm (1.046 lb-ft) de par máximo.

En lo referente al plano estético esta es quizás la recreación más lograda, irónicamente porque es la que menos trata de imitar el desaparecido deportivo de Pontiac. Esta es la primera ocasión en la que una de estas recreaciones no dispone de una imagen recargada y falta de sentido de la proporción, como en los casos anteriores, en los que encontrábamos simplemente un Camaro lleno de añadidos inconexos visualmente.

Las formas del Camaro actual también son responsables de este efecto, ya que la sexta generación es mucho más estilizada que el modelo anterior, por lo que el Trans Am SD455 2017 se ve más próximo a la silueta del Pontiac Firebird de segunda generación.

El Firebird era la versión de Pontiac de la plataforma F-Body, empleada también por el Chevrolet Camaro, por lo que ambos modelos compartían muchos componentes. De todas sus iteraciones, la segunda generación de ambos modelos fueron las que guardaron más semejanzas estéticas, con una clara silueta coupé, dotada de un largo capó y una corta trasera en caída, con anchos pilares traseros en ambos casos.

En el caso del Trans Am modelo 2017 encontramos como las líneas del habitáculo y la cintura se corresponden claramente con las líneas del Camaro actual, sin embargo han sido muchos los paneles sustituidos, por lo que tenemos que fijarnos con atención para poder encontrar sus semejanzas, más visibles a la altura del pilar C.

Son nuevos por completo el capó, los guardabarros, la parrilla delantera dividida al estilo Pontiac (uno de sus rasgos de diseño habituales), paragolpes delantero y trasero, ópticas y también el alerón trasero, realizados todos ellos con fibra de carbono, por lo que la carrocería ahora es más ligera que la del Camaro donante.

Cuenta con nuevo efecto suelo gracias al renovado difusor trasero y la suspensión es más rígida y baja. Las agresivas llantas son de 20 pulgadas y cuentan con neumáticos Michelin Pilot Sport. Los detalles alusivos al Firebird son claros, con las gráficas del pájaro por todo el vehículo, desde los asientos hasta el enorme adhesivo del capó delantero. También encontramos disponible un techo practicable tipo T-Top, a la vieja usanza.

Ópticas LED delante y detrás.

En el interior encontramos el habitáculo del Camaro con bastantes cambios, desde los nuevos asientos con los mencionados bordados hasta una nueva palanca de cambios. Las grafías “Trans Am Super Duty 455” las encontramos en varios puntos del interior, desde el umbral de las puertas hasta el tablero de instrumentos.

El nuevo Trans Am Super Duty 455 ha sido presentado en el Salón de Nueva York 2017 con una limitación de solo 50 unidades.

Pontiac Firebird Trans Am Super Duty 455
El motor V8 455 estándar no estuvo disponible hasta la segunda generación del modelo, en el modelo 1971, un año después del estreno de la nueva generación, siendo la única opción mecánica de la versión Trans Am. De 7.46 litros, inicialmente estuvo disponible en dos versiones, L75 325 hp (329 CV) y LS5 335 hp SO (340 CV).

No fue hasta 1973 que llegó la versión SD-455 o Super Duty 455, una mala época para un motor tan fuertemente modificado y orientado a las prestaciones como este. La llegada de las nuevas normativas de emisiones y el drástico aumento del precio del combustible eliminaron a prácticamente a todos los integrantes de los segmentos muscle car y pony car, sin embargo, Pontiac fue la única que apostó esos años por una versión tan radical como esta, creando el que a la postre sería el último verdadero muscle car, a pesar de que por emisiones el motor no llegó al mercado todo lo apretado que podía, solo entregaba (oficialmente) poco más de 300 caballos.

Del Super Duty 455 solo se fabricaron 252 unidades en 1973, el año de su introducción y 943 en 1974, su último año en producción, por lo que son unos ejemplares muy raros, sobre todo los dotados de transmisión manual de 4 velocidades, que comprenden solo una fracción del total de SD455 fabricados.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s